OFICINA-234-05

Puntos a tener en cuenta a la hora de amueblar una oficina

Crear una nueva empresa supone, en muchos casos, llevar a cabo la organización y puesta en marcha de una oficina. Es en este momento cuando los emprendimientos requieren de planificación y coordinación, especialmente en lo que respecta al mobiliario de la oficina. Es por ello que a continuación analizamos los criterios más importantes que las empresas han de tener en cuenta a la hora de amueblar una oficina.

Ya sabes que en Papelerías IcrExpress  o en nuestra tienda online, http://www.icrexpress.es/tienda/es/6-SUMINISTROAOFICINAS puedes encontrar todo el mobiliario y suministros para tu oficina que puedas necesitar.

Comenzando por el análisis del espacio en el que esta va a desempeñar su actividad profesional. En este sentido, es importante tener en cuenta cuáles son las dimensiones finales con las que se va a contar en la oficina, de modo que a partir del espacio disponible sea más fácil seleccionar y descartar muebles de oficina.

A continuación, y relacionado con ello, es importante conocer el número de personas total que van a trabajar en este lugar. Solo a partir del conocimiento de la cantidad final de trabajadores que van a desempeñar las funciones se puede organizar el espacio y la compra de mobiliario, especialmente el relacionado al desempeño del trabajo de oficina cotidiano, tales como escritorios, mesas y sillas de oficina.

Del mismo modo, se deben proporcionar muebles adicionales por si la organización aumentase sus miembros, ya que nunca se sabe cuándo se van a incorporar nuevas incorporaciones a la misma y se debe estar prevenido en este sentido.

Del mismo modo, hay que tener en cuenta cuáles son las funciones concretas que se van a desarrollar en tal espacio de trabajo. Ello se debe a que no es lo mismo amueblar una oficina destinada al análisis de datos, que necesitará más mobiliario dedicado a los profesionales, que un espacio de carácter más diáfano, que una oficina dedicada a la recogida y envío de productos, en la que habrá más espacio destinado al depósito de productos, tales como estanterías.

Finalmente, otro de los criterios a tener en cuenta a la hora de amueblar una oficina y más en los tiempos que corren es el presupuesto con el que se cuenta para ello. Así, si este es holgado no habrá de lo que preocuparse. Pero de lo contrario, será necesario priorizar en aquellos mobiliarios que verdaderamente se necesitan y dejar de lado aquellos accesorios que sean secundarios para la actividad diaria de la organización.